Estudio simplificado de sueƱo para valorar apnea obstructiva

La apnea obstructiva del sueño (SAOS) es un trastorno frecuente que acompaña a la epidemia actual de obesidad, y tiene un gran impacto sobre los sistemas de salud. Los estudios epidemiológicos han mostrado que el SAOS se asocia a mala calidad de vida, accidentes vehiculares, accidentes laborales y domésticos, síntomas depresivos y de ansiedad, problemas de memoria, atención y concentración, además de enfermedades cardiovasculares como: hipertensión arterial sistémica, cardiopatía isquémica, arritmias, insuficiencia cardiaca, hipertensión arterial pulmonar y enfermedad vascular cerebral.

El estudio diagnóstico considerado como el estándar de referencia es la polisomnografía (PSG) nocturna que consiste en que al paciente se le coloquen diferentes sensores mientras duerme. Con este estudio se obtiene entre otras cosas el índice de apnea hipopnea (IAH) el cual se obtiene al dividir el número de apneas e hipopneas entre el tiempo total de sueño. Actualmente, es el parámetro más utilizado para definir presencia y gravedad de la enfermedad; un IAH < 5 eventos/hora se considera normal, entre 5 y 15 enfermedad leve, de 15 a 30 moderada y > 30 eventos/hora el SAOS es grave.

Otra forma de realizar el diagnóstico de SAOS es utilizando equipos simplificados, comúnmente llamados polígrafos respiratorios o monitores portátiles. Son aparatos más sencillos que se pueden utilizar en la casa del paciente y no requieren personal especializado para su colocación.